Conquista normanda en Tenerife dónde llegaron

La conquista normanda de Tenerife fue un episodio de la Reconquista española que tuvo lugar entre 1088 y 1096. Los normandos, quienes ya habían conquistado Sicilia y Córcega, sometieron a la isla de Tenerife después de un asedio de cuatro años. La caída de Tenerife marcó el fin del último bastión musulmán en el oeste del Mediterráneo y selló el destino de las islas Canarias, que permanecerían bajo dominio cristiano hasta hoy en día.
por primera vez en 1295

El 12 de octubre de 1295, una flota normanda liderada por el célebre Almirante French estableció contacto con la isla de Tenerife, poniendo fin a más de tres siglos de dominio canario por parte del Reino Taifa de Granada. Esta invasión tuvo lugar en respuesta a un intento fallido por parte del rey Sancho IV de reconquistar las Islas Canarias, que había sido capturadas por los musulmanes en el año 902. La toma de Tenerife fue relativamente fácil, y dentro de un mes la mayoría de la isla estaba bajo el control normando. Sin embargo, debido a su ubicación remota y difícil acceso, Tenerife no era un objetivo valioso para los normandos y pronto perdieron interés en la isla. No obstante, este episodio marcó el final del dominio musulmán sobre las Islas Canarias y sentó las bases para que estas pasaran a formar parte del Imperio español muchos siglos más tarde.

¿Cuál fue la primera isla canaria conquistada?

La isla de Canarias se encuentra situada en el océano Atlántico, a unos 100 km al suroeste de Marruecos y a unos 1600 km de la península ibérica. Se trata de un archipiélago formado por 7 islas principales (Tenerife, Fuerteventura, Gran Canaria, Lanzarote, La Palma, La Gomera y El Hierro) y 6 islas menores.

La primera isla canaria conquistada fue Tenerife. Los primeros habitantes de la isla fueron los guanches, que llegaron hacia el año 1000 a.C., procedentes del continente africano. El nombre guanche proviene del vocablo bereber que significa «hombre blanco». Esta etnia vivía en comunidades organizadas en clan y se dedicaban principalmente a la agricultura y la ganadería.

Los españoles llegaron a las Islas Canarias en 1402 cuando el navegante italiano Lancelotto Malocello desembarcó en Lanzarote con 12 barcos y 400 hombres. Sin embargo, no fue hasta 1494 cuando comenzó la verdadera conquista de las islas por parte de España. Tras intentarlo durante varios años sin éxito, finalmente lo consiguieron gracias al adelanto técnico militar que les permitió dominar las fortalezas guanches construidas sobre grandes rocas abruptas. En 1496 se sometió Gran Canaria y dos años después Tenerife cayó definitivamente en manos españolas tras un largo asedio que costó la vida a miles de guanches e hispanos.

¿Cómo se llamaba Tenerife en guanche?

Tenerife tuvo varios nombres en guanche, el primero de ellos era Achinet. Este nombre se usaba para referirse a toda la isla y significaba «lugar de mala hierba». Más tarde, los guanches comenzaron a llamar a Tenerife «Chenech» o «Chenque», que significa «montaña negra». Esto se debió a que la isla era conocida por sus volcanes y montañas oscuras.

Otro nombre que se usaba para referirse a Tenerife era «Akelore», que significa «isla del viento». Esto se debió a que los guanches creían que el viento originaba en las montañas de Tenerife y soplaba hacia las otras islas. Finalmente, el nombre guanche para Tenerife fue cambiado por los españoles cuando llegaron a la isla en 1496. Ellos llamaron a la isla Santa Ana, en honor a Santa Ana, madre de María.

¿Quién fue el conquistador de Tenerife?

Juan de Bethencourt, también conocido como «El Conquistador», fue un marino y aventurero español que lideró la expedición que conquistó la isla de Tenerife. Nació en los Países Bajos, donde estudió náutica y después se trasladó a España, donde inició su carrera militar. En 1402 tuvo el mando de una escuadra que participó en la toma de Gibraltar y en 1405 fue nombrado gobernador de Lanzarote.

En 1419, el rey Juan II de Castilla le encargó reconquistar las Canarias del dominio musulmán. Partiendo desde Las Palmas, Bethencourt logró tomar Fuerteventura y Lanzarote sin mucha resistencia; sin embargo, al intentar tomar Tenerife se toparon con una fuerte defensa por parte del cacique guanches (jefe indígena) Benahoare. A pesar de ello, tras varios meses de asedio y combates sangrientos, Bethencourt consiguió vencer al guerrero guanche y ocupar la isla.

Bethencourt murió poco después en Madrid; sin embargo, sus hijos siguieron sus pasos militares y participaron activamente en la expansión colonial española durante el siglo XVI. Su sobrino Alonso Fernández ganaría fama como «El Conquistador» al ser el primer europeo en llegar a Chile; mientras que su bisnieto Pedro Fernández sería el fundador de Buenos Aires.

¿Cuándo Canarias fue española?

Canarias fue española desde el siglo XV hasta el XIX. La isla de Tenerife fue la primera en ser conquistada por España, en 1496, y seguida de Gran Canaria en 1497. Fueron las últimas islas del archipiélago en caer bajo dominio español, ya que Lanzarote y Fuerteventura no fueron conquistadas hasta 1504. Este proceso de conquesta fue liderado por Alonso Fernández de Lugo, quien recibió el título de «Adelantado Mayor» de las Islas Canarias.

Desde entonces, Canarias ha vivido bajo dominio español, aunque no siempre ha estado unidas a España como una región autónoma. En 1833 se produjo un intento fallido de independización por parte de un grupo dirigido por Juan Bautista Sagara y Miguel Luis Moraga; sin embargo esto no tuvo éxito y finalmente las Islas volvieron a incorporarse a España pocos años después.

La historia moderna de Canarias comenzó en 1927 con la creación del Estatuto de Autonomía para las provincias ultramarinas españolas, que incluía a Canarias como un territorio con cierto grado de autonomía dentro del marco del Estado español. Estatuto fue ampliado varias veces antes finalmente ser abolido durante el franquismo; sin embargo tras la muerte del dictador Franco y la transición democrática que siguió al régimen franquista, se restableció el Estatuto y se otorgaron mayores niveles autonomía a Canarias dentro del contexto del nuevo sistema constitucional español vigente desde 1978.

Conquista normanda en Tenerife dónde llegaron

La conquista normanda de Tenerife fue un éxito. Los normandos lograron tomar la isla y establecer un fuerte dominio sobre ella. La isla fue una importante base militar y comercial para los normandos durante siglos, y su control sobre ella fue vital para el mantenimiento de su poder en el Mediterráneo Occidental.
por primera vez los españoles

Conquista normanda en Tenerife fue una época de grandes cambios para la isla. Los españoles llegaron por primera vez y trajeron consigo nuevas formas de vida y cultura. Durante este tiempo, la isla experimentó un gran crecimiento y progreso. Aunque las cosas han cambiado mucho desde entonces, Tenerife sigue siendo un lugar mágico e inspirador. Esperamos que hayas disfrutado tu estancia aquí y que guardes un buen recuerdo de tu tiempo en Tenerife.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *