Mediación familiar Tenerife cómo funciona

La mediación familiar es un proceso en el que las personas involucradas en una situación de conflicto se reúnen con un mediador neutral para buscar soluciones. El objetivo de la mediación es ayudar a las personas a llegar a un acuerdo mutuamente satisfactorio.

En Tenerife, la mediación familiar está regulada por la Ley 5/2012 de Mediación en Asuntos Familiares y Sucesiones Intestadas. Esta ley establece que la mediación es voluntaria y que las partes deben estar de acuerdo en participar. Además, la ley establece que el proceso de mediación será confidencial y que los mediadores serán independientes e imparciales.
Desde el momento en que se produce un conflicto entre dos personas, es necesario buscar una solución. Muchas veces, esto significa acudir a la justicia para que dictamine sobre el problema y tome las medidas correspondientes. No obstante, existen otras formas de resolver los conflictos y una de ellas es la mediación familiar Tenerife.

La mediación familiar Tenerife es un proceso en el que se involucran a todas las personas implicadas en el conflicto con el objetivo de llegar a un acuerdo mutuo. Se trata de un procedimiento voluntario, confidential y gratuito al alcance de cualquier persona que quiera utilizarlo.

El objetivo principal de la mediación familiar Tenerife es facilitar el diálogo entre las partes para que puedan expresarse libremente y llegar a un acuerdo satisfactorio para todos. Para ello cuenta con la ayuda de mediadores profesionales expertos en resolver este tipo de conflictos.

Los mediadores no tienen por qué ser abogados, aunque muchos lo son. Lo importante es que sean personas imparciales capaces de mantener la neutralidad durante todo el proceso y ofrecer asesoramiento tanto a las partes comunes como individualmente. Además, deben ser capaces de gestionar los tiempos y espacios adecuadamente para no perjudicar ni beneficiar a ninguna de las partes involucradas

¿Cómo es el proceso de mediación familiar?

El proceso de mediación familiar es una forma de resolver conflictos que implica a un mediador neutral. El objetivo de la mediación es ayudar a las familias a comunicarse mejor y llegar a un acuerdo mutuamente satisfactorio. En algunos casos, la mediación puede ser obligatoria por orden judicial, mientras que en otros casos las familias pueden elegir voluntariamente someterse al proceso.

La duración del proceso de mediación familiar varía según el tipo y la gravedad de los conflictos que están siendo tratados. En general, sin embargo, el proceso suele durar entre seis y ocho sesiones, cada una de las cuales tiene una duración aproximada de dos horas.

Las sesiones se llevan a cabo en un ambiente relajado y acogedor, lo cual permite que las familias se sientan cómodas para abordar sus problemas. Durante el proceso, el mediador guiará a las familias mientras exploramos sus necesidades y deseos individuales. También analizaremos los posibles resultados de varias opciones para ayudarlos a tomar decisiones informadas sobre lo que les conviene.

Al final del proceso, si las familias han logrado llegar a un acuerdo satisfactorio para todos los involucrados, se elaborará un documento legalmente vinculante que detallará los términos del mismo. Si no hay acuerdo o si existen dificultades para implementarlo, el mediador puede recomendar otras formas alternativas de solución de conflictos tales como arbitraje o terapia familiar.

¿Qué necesito para solicitar mediación familiar?

Para solicitar mediación familiar, usted necesitará:
– Una identificación con foto (por ejemplo, un pasaporte o licencia de conducir)
– Información sobre su situación actual (por ejemplo, una carta explicando su problema y sus objetivos para la mediación)
– Los nombres, direcciones y números de teléfono de todos los miembros de su familia involucrados en el conflicto
– Una lista de temas que desea abordar durante la mediación

¿Cuánto dura una sesión de mediación familiar?

Las sesiones de mediación familiar son generalmente de dos a tres horas de duración. Sin embargo, el mediador puede pedir una prórroga si cree que la mediación está progresando y que se necesita más tiempo para llegar a un acuerdo.

¿Quién paga la mediación?

Muchas personas se preguntan si la mediación es costosa. La respuesta a esta pregunta depende de varios factores, incluyendo el lugar donde se lleva a cabo la mediación y el nivel de experiencia del mediador. En general, sin embargo, podemos decir que los costos de mediación son significativamente menores que los costos asociados con un juicio. Esto se debe a que la mediación es un proceso mucho más informal y rápido que un juicio. Además, en la mayoría de los casos, las partes involucradas en la mediación pagarán por igual los costos del mediador.

Mediación familiar Tenerife cómo funciona

La mediación familiar es un proceso que puede ayudar a las familias a comunicarse mejor y a resolver sus conflictos de manera más efectiva. Si está consideringando la mediación para su familia, es importante entender cómo funciona el proceso.
La mediación familiar es un proceso que ayuda a las familias a resolver sus conflictos de manera efectiva y saludable. En Tenerife, disponemos de un equipo de mediadores familiares expertos que te ayudarán a encontrar la mejor solución para tu situación particular. ¡No dudes en contactarnos para obtener más información sobre cómo podemos ayudarte!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *