Geología | Parque Nacional del Teide– Desde Las Canarias en la Isla de Tenerife

[email protected] a este sitio web sobre La Isla más visitada de Canarias. En este post podrás encontrar info sobre un rincón muy especial, que es sin dudarlo uno de los rincones recomendados que si estas por aquí necesitas visitar obligatoriamente.

Te recomendamos encarecidamente que que termines el artículo para indagar a fondo sobre que visitar, los restaurantes, aventuras placenteras y donde quedarse a dormir en el área.

En el corazón del circo Las Cañadas, admira el imponente paisaje y la altura del enorme volcán. Los conos, el polvo de sílice, las formas escarpadas del entorno que se mezclan con otras mucho más suaves por efecto de la erosión… tócala y explórala. . Podrías pasar meses perdido en el Parque, porque la riqueza geológica del Teide es infinita.

Existen varias teorías sobre el origen del complejo geológico sobre el que se asienta el Parque Nacional. Los dos más famosos defienden su formación Caldera de las Cañadas de un deslizamiento gravitatorio o de una caldera que se hunde.

El gigantesco cono que es hoy el Teide es un estratovolcán provocado por innumerables erupciones sucesivas, cuyos productos se han superpuesto a lo largo de los siglos.

El Circo Las Cañadas está formado por dos semicuevas separadas por una alineación rocosa: los Roques de García. Parten perpendicularmente de las cercanías de Cumbres de Ucanca y son hoy uno de los elementos más característicos y visitados del Parque Nacional. En la zona que separa las dos semicalderas se formaron, quizás en el Cuaternario, los volcanes gemelos: Pico Viejo o Chahorra y Teide. De estos dos volcanes, el más occidental, Pico Viejo, es el más antiguo y es la punta de un gran cráter de unos 800 metros de diámetro a 3.134 metros de altura.

El Teide, más recientemente, parece haber desembocado en el cráter de La Rambleta, aunque una erupción posterior dio lugar a un nuevo cono de unos 150 metros de altura, denominado Pilón o Pan de Azúcar. Este cono está a su vez rematado por un pequeño cráter de 80 metros de diámetro: el cráter del Pico del Teide.

No todos los paisajes del Parque Nacional tienen formas afiladas y empinadas, ya que la erosión del viento y el agua ha suavizado y ablandado la superficie en muchos lugares. La sedimentación de los elementos arrastrados por el agua y el viento en el fondo de las depresiones que forman el gran circo lo han allanado, dando vida a Las Cañadas.

El parque también involucra otros materiales de origen no volcánico. Es el caso de los finísimos polvos silíceos o de cuarzo, transportados desde el desierto del Sáhara por los vientos del suroeste. Se estima que este aporte puede variar entre 25 y 40 gramos por metro cuadrado al año, lo que da una idea de la relevancia que estos materiales han podido adquirir a lo largo de los siglos en la formación del suelo del Parque Nacional del Teide. . .

Y aquí terminamos con este artículo, espero que haya sido de gran utilidad y si necesitas más detalles referete a donde ir en esta característica isla, visita la página principal de la web.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.